sábado, 19 de junio de 2010

Luchon-Bayona 2010.. Conseguido!!



La aventura comienza el viernes a las 7 de la mañana. Últimos preparativos y Pacotorres y yo nos ponemos en marcha hacia Alcañiz. Allí nos esperan los amigos con los que compartiremos la ruta.
Cargamos material en la furgo y tiramos hacia los Pirineos.
El buen rollo se empieza a respirar desde el primer momento. 8 tios acompañados de unas cuantas “rubias” harán más ameno el viaje.

Tras comer en Vielha y atravesar el Portillon, llegamos sobre las 17,30 a Bagneres de Luchon. Recogemos nuestros dorsales y los del grupo de Madrid, que iban a llegar más tarde.
Nos dirigimos a Bossost, donde cenamos todos juntos y a dormir.


Y llegó el día. Sobre las 6 de la mañana nos ponemos en pie, desayunamos algo y marchamos a Luchon. La salida finalmente será a las 8. Tenemos una hora menos de luz.
Cuando llegamos ya se empieza a notar el ambiente ciclista. Gente descargando bicis, mirando que todo funcione bien, llenando bidones etc.
Pasan por nuestro lado algunos integrantes de la organización y nos hacen una foto diciéndonos que vamos muy bien conjuntados. Los maillots ya empiezan a triunfar.

Tenemos una buena temperatura, así que iremos de corto. Nos dirigimos a la salida, y en pocos minutos ya podemos sellar el primer hueco del libro de ruta.

Empezamos a subir el Peyresourde (13,7 km al 6,7%) a un ritmo un tanto elevado junto a un grupo de vascos bien uniformados y con buena pinta. Tras varios km, pierden a alguna unidad y de dejan caer. Nosotros seguimos adelante a ritmo tranquilo pero sin pausa. Sólo nos falta Ismael que va un poco retrasado subiendo a su ritmo.
El sol ya calienta bastante y caen las primeras gotas de sudor. Un puerto bastante tendido donde se atraviesan varias localidades, hasta que el paisaje se abre en la parte final y se pueden ver los últimos km en un bonito final. Arriba nos esperan nuestros acompañantes con las furgonetas.

Tras coronar y hacernos algunas fotos, iniciamos el descenso hacia Arreau. El inicio de la bajada es bastante rápido, alcanzamos gran velocidad hasta que se cierra un poco el paisaje y encontramos humedad en el asfalto.

Dejamos atrás Arreau y comienza el segundo puerto del día, el Aspin (12km al 6,7%). Poco a poco ganamos altura y tenemos unas buenas vistas sobre el Valle de Aure.
En esta ascensión nos acompañará Prades, que haría labores de asistente durante todo el día, pero que también disfrutaría de la bici los puertos de Aspin y Tourmalet. Finalmente Javi no se podría vestir de romano. Formidable su labor durante todo el día.

Nos pasan algunos ciclistas a ritmo muy exigente, pero esa no es nuestra guerra. Seguimos a nuestro ritmo vivo, pero sin forzar. Aquí ya empezamos a coincidir con gente con la que estaremos en muchos puntos de la marcha. Señalar a un hombre catalán, que cuando lo pasamos nos empieza a gruñir y ladrar jaja.

Coronamos de nuevo todos, alguna foto, sellamos el libro por segunda vez y comemos algo en el primer avituallamiento puesto por la organización.

El día ya se empieza a nublar y tenemos que coger algo de abrigo para el descenso. Paralelamente se está organizando otra marcha por la zona, y durante la bajada nos cruzamos con las primeras unidades. Entre los ciclistas y coches que bajan y que suben, hay un poco de caos, por lo que bajamos tranquilamente. Seguimos manteniendo la media prevista para llegar de día.


Al llegar a St. Marie de Caman cargamos algo de agua, nos quitamos ropa y encaramos el mayor mito del día, El Tourmalet (17km al 7,4%)

Iniciamos la subida PacoTorres, 10v, Serpal, Ikerz y yo. El resto de integrantes van por delante ya que no pararon en Campan. Los primeros km son suaves.
Atravesamos el primer túnel y la cosa ya se empieza a poner seria. Quedan 10km y ninguno por debajo del 8%. Yo decido bajar un poco el ritmo y me acompañan 10v y Fran.
Los km pasan lentamente, y todavía más por la espesa niebla que empieza a cubrir toda la subida.
Poco después de pasar la Mongie, vemos a “Is my live” que va subiendo en solitario.
Ya estamos por encima de los 2000m de altura y tras unas cuantas herraduras, coronamos el puerto. Tras sellar nos hacemos unas fotos todos juntos bajo la estatua y el nuevo cartel del puerto. El mito a la buchaca.

Ahora sí que ya empieza a hacer frio. Nos abrigamos, comemos algo y para abajo. Hay bastante niebla y en algunas partes tenemos gravilla suelta. A la altura de la estación comienza a llover, lo suficiente como para ir ya bien mojados.
Poco antes de entrar en Luz para de caer agua y vemos a un globero vestido de Campeón del Mundo, por lo que nos hacernos una foto con él. Tras hablar un rato con sus asistentes y hacerles creer de dónde veníamos y a dónde vamos, finalizamos el descenso y nos unimos de nuevo todos los integrantes del grupo en el centro del pueblo.

Ahora nos toca ir hacia Argelest por un terreno favorable. De nuevo nos empiezan a caer algunas gotas sin importancia. Tras pasar por el centro del pueblo, comienza la subida al Soulor (19,5km al 5,2%). Primeros 3 km duros, y a continuación unos falsos llanos por el Valle de Azun. De nuevo nos encontramos con nuestro amigo que nos gruñe y nos echamos unas buenas risas.

Por atrás nos alcanza la furgoneta, donde dejaremos la ropa que nos sobra y llenamos los bidones. Tras un buen calentón, enlazamos con la cabeza del grupo, formada por los madrileños, Pacotorres, yo y unos cuantos catalanes.

Al poco de pasar la localidad de Arrens, donde verdaderamente empieza el puerto, Serpal e Ikerz se van por delante. Atrás nos quedamos subiendo a un ritmo más cómodo un grupito de unas 7 unidades.
Con todos los km por encima del 8%, el puerto se empieza a hacer pestosillo, y más cuando nos encontramos una rampa del 17% llena de gravilla en la que es imposible ponerse de pie.
Aparece otra vez la niebla y refresca el ambiente.

En mitad de la subida, pasamos a un hombre que se estaba haciendo la L-B con una bici del año 1910, con un único piño y vestido de la época con el tubular a la espalda. Había salido a las 3 de la mañana. Menudo fenómeno.

En medio de una espesa niebla, coronamos el Soulor, donde miembros de la organización nada más bajarnos de la bici nos la cogían para aparcarlas. Sellamos de nuevo la cartilla y nos tomamos un buen bocata de panceta hecho al instante.

Poco a poco van coronando el resto de integrantes del grupo y asaltando bocatas. Tras algún intento de la organización para conseguir un maillot como el que llevamos, cogemos algo de abrigo y nos vamos a buscar el Aubisque.

Empieza a llover con ganas mientras atravesamos el Circo de Littor, que de nuevo no deja ver toda su belleza. Empapados y sin ver más allá de 15 metros, coronamos el Aubisque. Arriba nos espera la furgoneta, nos abrigamos bien y para abajo que hace mucho frio. Bajando empieza a llover con bastante intensidad, a lo que hay que sumar las vacas que hay en mitad de la carretera y la niebla espesa. Apenas podemos bajar a más de 30 por hora.
Por suerte una vez pasada la estación de Gourette ya se empieza a ver más y se hace el descenso un poco más manejable, pero los rios de agua siguen cruzando todo el trazado.

Mientras que esperamos al resto de integrantes del grupo, en la base del Aubisque un hombre nos dice que ya no vamos a llegar a Bayona, que es tarde y que vamos a llegar más tarde de las 12 de la noche, que lo mejor es parar a dormir y seguir al día siguiente… menudo artista.

Los madrileños ya han tirado hacia delante para no estar parados bajo la lluvía. Cuando ya estamos listos el resto, nos ponemos manos a la obra y a remar (nunca mejor dicho). Sigue cayendo abundante agua y comienzan los relevos. Quedan algo más de 160km para meta y nos toca ir contrarreloj.

Con buenos relevos vamos atrapando gente poco a poco. Atravesamos pueblo tras pueblo hasta llegar a Oloron, donde hacemos una parada de unos 10-15 minutos para comer y quitarnos algo de ropa ya que sale el sol de nuevo.

Nos volvemos a poner en marcha y a relevos. De vez en cuando recibimos alguna ayuda de ciclistas vascos. Seguimos nosotros a buen ritmo hasta que afrontamos el Col de Osquich (7 km al 6,5%). Coronar, sellar y comer algo. La rutina de todos los puertos.

Nos quedan algo más de 70km a meta, y con las trampas que tienen preparadas los de la organización por delante.
Tras coger el desvío en Lacarre, afrontamos unos 30km de continuos repechos, a cada cual más duro. Sobretodo uno poco antes de llegar a Herauritz, que se hizo más duro que el Tourmalet. En cuanto te descuidas un poco del comer, con toda esa tralla en el cuerpo se nota. Menos mal que duró poco ese bajón y de nuevo nos pusimos a dar relevos como si estuviéramos enfadados.

Vemos el rio, son las diez de la noche y aún queda algo de luz. Entramos en Bayona, y a buscar la meta. Llegamos entre los aplausos de la poca gente que hay. Por fin sellamos el último hueco del libro de ruta. Según la Organización sobre el puesto 50.

Poco más de 14 horas desde que habíamos salido de Luchon, 12:39 horas pedaleando para recorrer 325km y casi 6000 metros de desnivel. Bueno y malos momentos, frio, calor, lluvia.. con el paso del tiempo seremos más conscientes de lo que hemos hecho. Lo hemos conseguido. Sueño cumplido!!

Dentro de 2 años habrá que volver.. ahí lo dejo!







Desde Alcañiz, momentos antes de salir hacia Luchon




Tras recoger los dorsales



Paseando por Bossost



Todo el grupo preparado para salir



Subiendo el Peyresourde














Tras coronar el primer puerto del día




Skirol después del descenso



Col de Aspin














Col du Tourmalet!!!





Último km!









Por fin arriba!! A estrenar el nuevo cartel.



El globero del que hablaba



Comenzando el primer tramo del Soulor



7km para coronar. Viene lo más duro





Menudo valor!



Avituallamiento con plancha para cocinar!




En la cima del Soulor



Circo de Littor y Aubisque








Tras los puertos duros, viene una parte interminable de llanos





Último puerto.. el Osquich



Cota de las que hacen pupita



Y por fin en Bayona!



Perfil





Y unos videos




3 comentarios:

Ernesto Pastor dijo...

Enhorabuena fiera!!

vvid dijo...

Gracias pequeño! a recuperarse rápido

Ernesto Pastor dijo...

Eso espero, ya me han obligado a tirar las muletas y a hacer rodillo, impresionante, solo dos semanas despues...
http://siguenzaactiva.blogspot.com/2010/06/historia-de-una-cadera.html