sábado, 29 de mayo de 2010

Chiapa Xtrem-Vuelta a Valencia 2010

Este año por fin tocaba hacer el asalto a la ruta de los 300km. Y como no con bastante desnivel, que el llano es aburrido!

Tras varias semanas proponiendo rutas y fechas, finalmente el 10 de abril sería el día elegido, y la ruta denominada “Chiapa Xtrem-Vuelta a Valencia”, nos llevaría desde Bétera hasta Ademuz como punto más lejano. Por el medio terreno duro donde los haya.

Haciendo cálculos para finalizar de día, decidimos salir a las 6:00 de la mañana. Pero como no, de nuevo 20 minutos de retraso que al final del día los pagaríamos.

En la línea de salida somos 8: el anfitrión Chiapucci, Emil, Toni Ortiz, Kalibur, Rochet, Paco, Jose y yo.

Ataviados con luces y algún chaleco, Talmacsi viene a saludarnos y desearnos suerte. Nos ponemos en marcha por el carril-bici dirección Lliria. Chiapucci se pega un relevo de 25km donde recuperaríamos gran parte del tiempo perdido en la salida. En la rotonda entre Casinos y Alcublas, nos esperaría el grupo de Casinos comandados por Papamike para acompañarnos gran parte de la etapa. Finalmente llegamos nosotros antes de la hora prevista, por lo que empezamos a subir el puerto poco a poco. En un marco impresionante, vemos amanecer sobre la toda la Sierra.

A medida que nos alcanzan por atrás, coronamos el primer puerto del día. Descendemos hasta Alcublas donde haremos la primera parada del día para rellenar bidones.

Algunos integrantes del grupo de Casinos, vienen atrasados, pero nosotros tenemos el tiempo justo y no podemos andar esperando todo el rato.

Pasamos a través de los “almendros magnéticos”, donde con el efecto óptico parece que estamos en un llano, pero en realidad vamos a 20 por hora en unas rampas según el cuenta del 4-5%.

Llegando a Andilla, empieza un puertecito con bastantes tramos por encima del 10% y asfalto castigado, que nos harán ganar altitud con bastante facilidad. Nota habitual en los primeros 130km de la ruta.

Nos ponemos dirección La Yesa, donde asaltamos una panadería que dejamos temblando.

A la salida de este pueblo, teníamos que coger una carretera hacia la derecha, pero algunos integrantes del grupo siguen recto. Por atrás tampoco nos damos cuenta hasta el siguiente pueblo. Nos paramos y comenzamos a llamar a los que se habían ido por delante pero sin éxito. En esos pueblos no hay cobertura. Tras un gabinete de crisis, decidimos seguir recto hacia Titaguas. Cuando finalmente conseguimos contactar con el otro grupo, nos dicen que van unos 5km por delante y nos esperan en Aras de Alpuente ( o Aras de los Olmos??) , donde aprovechamos para quitarnos algo de ropa ya que empieza a hacer calor.

A la salida del pueblo cogemos una recta kilométrica picando hacia arriba que nos lleva a La Losilla, el viento empieza a pegar fuerte de cara, y Emil es el primero en pagarlo.

Descendemos el “Stelvio Valenciano”, donde sufriríamos el único pinchazo del día. Tras reparar y finalizar el descenso, empieza un nuevo puerto Collado Calderón.

Se hace largo y pestoso. A medida que ascendemos, las rampas se hacen más duras, y mucho más si sumamos que a cada curva Jose nos dice que “ya se acaba ahí”...

Descendemos y llegamos a la Puebla de San Miguel. Damos una pequeña vuelta por dentro del pueblo (sin sentido jeje), subimos unos repechitos y fuerte descenso hacia Ademuz.

Por atrás vienen pasándolo un poco mal Kalibur y Emil, acompañados por Rochet. Enseguida llegamos a Ademuz, lugar donde almorzaremos. Mientras negociamos lo que vamos a comer, nos dicen que Kalibur se ha ido al médico porque se encuentra un poco mal.

Salimos en su búsqueda y nos lo encontramos en las escaleras hablando con su mujer para que venga a buscarlo. Chiapa y yo lo convencemos para que coma un poco y recuperarse. Él decía que no quería pero.. a los pocos minutos se estaba zampando un bocadillo de tortilla.

Ya recuperados, nos ponemos de nuevo manos a la obra. El terreno que queda es bastante favorable, pero habrá múltiples repechos y unos cuantos puertos.

El primero que afrontaremos será el de las “Emes”. Cortito pero con buenos rampas. Kalibur ya está recuperado, pero Emil sigue pasándolo mal. Al paso por un espectacular puente sobre el rio Turia, empieza otro puertecito más, el de Aras. Llevadero pero el asfalto, el calor y los kilómetros lo hacen un poco más pestoso de lo normal. Coronamos con unos 180km. Tras reagruparnos y otro pequeño gabinetes de crisis, se acuerda que Emil se quede con un chico de Casinos para ir juntos más despacio. El resto seguimos adelante por el puerto de Montalbana.

En Tuéjar, Rochet y Kalibur deciden abandonar también el barco e ir a ritmo más pausado hasta Casinos para volverse a Bétera en coche.

Seguimos adelante Toni Ortiz, Paco, Chiapa, Jose, Papamike y yo. Ponemos un fuerte ritmo a relevos, siempre rondando los 40km/h. Se acerca la noche y aún quedan cerca de 40km hasta Bétera, más los 30 de subir y bajar al Oronet.

Al paso por Casinos, Papamike se queda y continuamos la lucha contra el crono el resto. Seguimos rodando a 40 por hora y casi sin hablar.

Llegamos por fin Bétera, donde ya se encuentran el resto de integrantes que se habían vuelto en coche, y nos recibe también Luyrayvi para darnos un poco de bebida que nos sabe a gloria.

En este punto nos abandona Jose que dice que ya tiene suficiente, y somos solamente Toni Ortiz, Chiapa, Paco y yo los que vamos a por el Oronet para poder pasar de los 300km.

Parece que vamos enfadados a toda castaña, hasta formamos dos grupitos de dos a la altura de Náquera. Ya está anocheciendo y a buen ritmo coronamos el Oronet con 289km. La fuerza con la que subíamos no era normal, era más bien fruto de la ilusión por conseguir la hazaña.

Felicitaciones y foto de rigor en la cima del puerto, nos abrigamos, encendemos todas las luces y bajamos dirección Bétera en plena noche.

A la llegada al pueblo, nos recibe Talmacsi con su perro, que lo hace madrugar y trasnochar al pobre jeje.

Nos despedimos, y para casa. Felices por haber podido terminar el mayor reto hasta el momento sobre la bici.

Finalmente nos salen 304.6km con 4142m. de desnivel a una media de 25,16 km/h.

Como curiosidad, mientras bajábamos el Oronet ya estábamos hasta poniendo fecha para la siguiente aventura: El asalto a los 400km



















3 comentarios:

Dani dijo...

Estais fatal.....aunque ya me gusaría a mi ser capaz de hacer una de esas jeje

Fran dijo...

Vas un poco retrasado.

vvid dijo...

Igual que tú, que te llevamos esperando desde las 7:30 en MªAgustina